PREMIO INSTITUTO SUPERIOR DE DERECHO

 

El 20 de Julio de 2017 tuvimos la enorme satisfacción de poder celebrar el “PREMIO A LA EXCELENCIA EN LA  PRÁCTICA JURÍDICA DEL INSTITUTO SUPERIOR DE DERECHO” otorgado a nuestra compañera Dª Isabel Bárbara Aguilera Aguilera en la Categoría  de Profesora de Derecho Civil Sustantivo.

Este premio, va a tener una gran repercusión en distintas Universidades del Mundo, así como en revistas del ámbito jurídico internacional. “Es todo un honor haber recibido el galardón”, comenta nuestra compañera. A partir de septiembre habrá más noticias de ella.

Consejos de estilismo para acudir a un evento

Antes que nada debemos saber a que tipo de evento vamos a acudir, no es lo mismo ser invitado a una boda, fiesta o coctel de pie, que a un picnic en el campo. También es importante saber cual es papel que desempeñamos en el evento al que asistimos, si somos un invitado más o el protagonista en una entrega de premios. Debemos saber en todo momento cual es nuestro papel a desempeñar y si hay establecido un código de vestimenta, “dress code” para el mismo.

Con toda esta información ya podremos elegir el estilismo o “outfits “ que se ajusta a la ocasión. Teniendo en cuenta las formas, colores y prendas que mejor se ajusten a cada una de las siluetas y jugando con el uso de los complementos adecuados, que aportan el toque final al estilismo. De igual forma que las prendas y complementos son importantes en el uso de el look correcto, también es importante que tipo de maquillaje o peinado usaremos.

Y si aun así, tienes alguna duda en como debes asistir, que ponerte o si tu elección será la acertada, siempre puedes consultar con nuestro servicio de asesoría de imagen.

Guardar

¿QUÉ SON GASTOS EXTRAORDINARIOS?

Los gastos extraordinarios son todos aquellos que, participando de su carácter necesario y refiriéndose a la obligación de alimentar a los hijos por parte de los progenitores, son imprevisibles o inhabituales…”.

Estos gastos estarán contenidos en el deber alimenticio, pero abonables con independencia y al margen de la pensión,

La jurisprudencia viene considerando las notas de imprevisibilidad y de falta de periodici­dad como caracteres ineludibles para poder catalogar a un gasto de extraordinario o no, conllevando estas circunstancias la imposibilidad de prever de antemano, en la litis matri­monial, todos los desembolsos que en el futuro han de realizarse en relación a los hijos, lo que no significa que dicha falta de previsión ampare a los progenitores en su pretensión de sustraerse a su satisfacción”.

Son extraordinarios:

  • Las clases de repaso o apoyo si existe necesidad o conve­niencia de tales clases, a la vista del expediente académico del hijo.
  • Los producidos por el cuidado de la salud e higiene bucal y ortodoncia (AAP.22ª, Madrid 19.10.2010; AAP, 12ª, Barcelona 20.11.2008; AAP, 22ª, Madrid, 20.11.2001).
  • El gasto de obtención del carné de conducir ha sido considerado totalmente necesario en los tiempos actuales (AºAP, 10ª, Valencia 28.2.2011[7]).
  • La formación universitaria y aún los cursos en el extranjero, oposiciones, mastersen el extranjero, doctorados,  y otras similares merecen el calificativo de ordinarios según las circunstancias. En especial, exige cierto grado de mérito, concienciación o esfuerzo por parte del alimentista, que ya el art. 142 CC requiere para conservar el derecho en el mayor de edad, que en la actualidad es quien, salvo casos excepcionales ha de atender a esta formación. Hay que tener en cuenta que, aún cuando el citado art. 142 CC utilice la expresión “aún después”, que parece conferirle cierto carácter excepcional, la misma figura en la redacción originaria, cuando la mayoridad se adquiría a los 23 años, cuando muchos habían finalizado su formación, cosa que hoy a los 18 raramente sucede. La capacidad y voluntad del alimentista son relevantes para estimarlos necesarios, así como el posterior comportamiento dentro de la formación, que es esencial para la conservación o pérdida del derecho. El análisis de este dato, compuesto de capacidad para esos estudios (el historial escolar será importante) y de conducta del hijo, ha de ser relevante para calificar estos estudios o prácticas como incluidos en los alimentos. Naturalmente, el posterior comportamiento dentro del periodo de formación será también esencial para la conservación o pérdida. El alumno universitario que suspenda sistemáticamente sus cursos o sus asignaturas, o que no acuda a sus lecciones o actos, podrá ver que el concepto es extraído de los cubiertos por el derecho de alimentos. No menos importante para esta calificación ha de ser, como venimos argumentando, la capacidad o nivel económico familiar, que puede calificar de habitual y normal este gasto, o, por el contrario, de excepcional y muy gravoso. No obstante, el gasto puede ser ordinario si el hijo ya cursaba estudios superiores o preparaba oposiciones, o bien estaba ya programada esta parte de su formación y era, pues, previsible.
  • La inscripción en un colegio privado por uno solo de los progenitores, cuando el otro no expresa su disconformidad (AºAP, 3ª, Granada 28.4.2003 y SAP, 12ª, Barcelona 14.7. 2009).
  • Los tratamientos terapéuticos, no cubiertos por la Seguridad social que se estimen necesa­rios para la recuperación (AAP, 12ª, Barcelona 20.11.2008).
  • Los viajes de estudios cuando se estiman, no sólo aconsejables, sino necesarios, por estar realizados por todo el curso y ser de difícil explicación no hacerlo por diferencias entre cónyuges, y son imprevisibles porque no tienen lugar en todos los centros ni en todos los cursos (AºAP, 10ª, Valencia 6.5. 2010[6]).
  • Los gastos médicos, terapéuticos o farmacéuticos que necesite el hijo y no estén cubiertos por la Seguridad social (AºAP, 12ª, Barcelona 12.1.2000; AAP, 3º, Almería 15.11.2007; AAP, 22ª,  Madrid, 13.11.2001).
  • El gasto de las clases y material para el aprendizaje del inglés ha sido considerado extraordinario, en estos tiempos (AºAP, 10ª, Valencia 24.6.2010[8])
  • La adquisición de gafas, no cubierta por la Seguridad social (SAP Asturias, 30.5.2005 y SAP, 24ª, Madrid, 26.9.2002).
  • Las actividades extraescolares si se revelan necesarios o indispensables para el desarrollo integral del menor (SAP, 2ª, León 17.12.2010; SAP, 4ª, Alicante 16.3.2010; AºAP, 22ª, Madrid 30.6.2008; SAP, 1ª, Ciudad Real 4.7.2003; AAP, 10ª, Valencia 24.6.2010).

Por Sonia Gea Martínez, abogada y socia fundadora de Essential Abogados.

 

 

¿LOS MATERIALES ESCOLARES SON GASTOS EXTRAORDINARIOS?


Como cada año, tras las vacaciones de verano llega el mes de septiembre, mes que viene acompañado del nuevo año escolar y con ello numerosos gastos que requieren los hijos tales como matricula, libros, material escolar, ropa, etc. ¿forman parte de la pensión de alimentos estos gastos? ¿Son gastos extraordinarios?

De acuerdo con nuestro Código Civil y numerosa Jurisprudencia, todos estos gastos se consideran gastos ordinarios, ya que son previsibles y todos los años son necesarios, por lo que debemos considerarlos gastos indispensables e incluidos en la pensión de alimentos.

El Tribunal Supremo, en la Sentencia 597/2014, de fecha 15 de octubre de 2014, de la Sala Primera nos aclara esta gran cuestión en materia de gastos incluidos en la pensión de alimentos, resolviendo en el siguiente sentido:

“1. Los gastos causados al comienzo del curso escolar de cada año son gastos ordinarios en cuanto son gastos necesarios para la educación de los hijos, incluidos, por lo tanto, en el concepto legal de alimentos. Sin esos gastos los hijos no comenzarían cada año su educación e instrucción en los colegios. Y porque se producen cada año son, como los demás gastos propios de los alimentos, periódicos (lo periódico no es solo mensual) y, por lo tanto, previsibles en el sí y aproximadamente en el cuánto.

  1. La consecuencia es obvia: son gastos que deben ser tenidos en cuenta cuando se fija la pensión alimenticia, esto es, la cantidad que cada mes el cónyuge no custodio debe entregar al cónyuge custodio como contribución al pago de los alimentos de los hijos comunes.
  2. Establecido lo anterior, son gastos extraordinarios los que reúnen características bien diferentes a las propias de los gastos ordinarios. Son imprevisibles, no se sabe si se producirán ni cuándo lo harán, y, en consecuencia, no son periódicos.”

En definitiva, parece que esta importante cuestión queda clara: Los gastos causados al comienzo del año escolar son gastos ordinarios incluidos en la pensión de alimentos.

Por: María Almudena Moya Ruiz, Abogada y Socia Fundadora de Essential Abogados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This