El embarazo es una etapa en la que toda mujer se frota las manos y piensa que al fin va a poder comer de todo lo que quiera sin control, pero no es así.

La alimentación en el embarazo debe de ser sana , equilibrada y variada puesto que aunque no lo creamos, influye  de forma directa en el desarrollo del bebé que se está formando (puesto que se alimenta de la madre a través del cordón umbilical) y en el estado de salud de la madre.

Pero no debemos de equivocarnos, no hay que comer por dos sino para dos, de tal manera que la madre deberá de sufrir un aumento de peso saludable y variable en función del trimestre en el que se encuentre , consumiendo todos los nutrientes necesarios y apropiados y siempre con un mínimo de ejercicio de 30 min al día.

Evitar un aumento excesivo de peso hará que después del parto podamos volver con mayor facilidad a nuestra talla de ropa habitual, además de que la obesidad materna, si se hace muy intensa, puede llegar a causar complicaciones en el parto.

En esta etapa también es común los llamados «antojos», que suelen producirse por cambios hormonales y que normalmente desaparecen pasados los primeros 3 meses. No es malo complacer dichos «caprichos» de vez en cuando siempre que día a día la alimentación sea buena, pero sí que hay que prestar mayor atención a esos antojos que pueden darse pero no son sanos, como por ejemplo: comer tierra, arcilla, hielo picado…etc y que se suelen dar por deficiencia de hierro en la sangre provocando futuras anemias que hay que corregir.

Otro síntoma que puede darse en este estado, es el estreñimiento, que también puede ser provocado por cambios hormonales que causan un menor movimiento de los intestinos y el cual se puede prevenir tomando muchos alimentos ricos en fibra, grandes cantidades de agua y un mínimo de ejercicio que ayude a movilizar las tripas.

No obstante, aunque hoy día sea muy difícil tener alguna carencia o no poder controlar estos síntomas, las embarazadas que prescinden de algún alimento porque les provoque asco o las que por el contrario observen que están cogiendo peso de mas, o las que simplemente quieran tener una alimentación sana y equilibrada que beneficie a su estado de salud y la del bebé, debería de consultar a una Nutricionista que le aconseje y le lleve un seguimiento durante los 9 meses que dura el embarazo.

 

Por: Estela Mª Santana Puertas, Dietista-Nutricionista, Tecnóloga de los alimentos de Essential Abogados.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This